GRUPO PLAZA

el personal de los centros educativos, A LA ESPERA DE SABER CÓMO continuará LA VACUNACIÓN

Inquietud en la comunidad docente por la segunda dosis: "A nadie le gusta hacer de conejillo de indias"

Foto: KIKE TABERNER
10/04/2021 - 

VALÈNCIA. El cambio de criterio para la vacunación con AstraZeneca de destinar el fármaco solo a mayores de 60 años ha sembrado el desconcierto en la comunidad docente que ya ha recibido la primera dosis. De hecho, son aproximadamente 150.000 personas -entre profesorado y trabajadores en centros educativos- vacunadas que se encuentran a la espera de saber qué segunda vacuna se les va a administrar o si al final no se les va a poner ninguna otra.

Este no es el primer sobresalto dentro del proceso de vacunación que viven los docentes. El pasado 15 de marzo se paralizó a mitad la primera jornada de vacunación ante la suspensión de la administración de AstraZeneca por parte del Ministerio de Sanidad. No obstante, once días después se volvió a retomar la inmunización con el fármaco hasta concluir la semana pasada la primera fase correspondiente a este colectivo.

Ahora, con el cambio de criterio y la decisión de Sanidad de posponer la vacunación con AstraZeneca de las personas menores de 60 años, los vacunados se encuentran con la incertidumbre de no saber qué sucederá con su segunda dosis para contar con la máxima protección frente al virus. Hasta el momento, y a la espera de las evaluaciones de la EMA (Agencia Europea del Medicamento), se desconoce todavía si se continuará el proceso con la misma vacuna o mediante la administración de una segunda de otra marca.

Ante esto, el responsable de STEPV, Marc Candela, explica a Valencia Plaza que consideran que las decisiones que se están tomando sobre la inyección de AstraZeneca hacen que "se pierda la credibilidad" en la gestión del proceso que se está realizando. De esta forma, expone que la posibilidad de que se termine de inmunizar al personal docente con una segunda dosis de otra marca y sin tener las garantías sanitarias aseguradas genera "más inquietud y dudas respecto al tema de continuar con esta vacuna".

Foto: KIKE TABERNER

Es por ello que desde el sindicato mayoritario dentro del ámbito educativo en la Comunitat Valenciana -con un 53,8% de la representación- exigen que se les dé una garantía de que no existirá ningún problema independientemente de la vacuna que se les administre, ya que "a nadie le gusta hacer de conejillo de indias". "Pensamos que si se nos dice de vacunarnos de la segunda dosis con otra marca mucha gente pensará que estamos siendo unos conejillos de indias por combinar dos vacunas diferentes y habrá personas que decidirán no vacunarse. Esto es un problema y un mareo para el personal que la recibe y, por tanto, no es de recibo hasta que no contemos con las garantías sanitarias claras", subraya Candela.

Del mismo modo, afirma que la otra posibilidad de no continuar con la vacunación "tampoco es una opción" al no poder contar entonces con una inmunidad completa. Por este motivo remarca que espera que de aquí a la segunda dosis se haya aclarado la situación.

Los sindicatos exigen garantías de seguridad 

Por otra parte, desde el sindicato ANPE a nivel nacional también se expone en un comunicado que "sigue el caos" respecto a la vacunación del profesorado con este cambio de criterios, por lo que exigen a las autoridades sanitarias y educativas que despejen todas las dudas y que actúen con transparencia. Todo ello, a través de "una decisión que presente todas las garantías suficientes que merece la salud de todo el personal docente", tal y como especifica a este diario el presidente de ANPE Comunidad Valenciana, Lauren Bárcena.

Asimismo, estas también son solicitadas por el sindicato UGT dado que "Europa no marca una pauta y cada país sigue su criterio", según expresa a este periódico el responsable de Educación del sindicato, Pepe Gil. Después, la secretaria general de la federación de enseñanza de CCOO PV, Xelo Valls, comenta por su lado que esta segunda dosis estará a la valoración que las autoridades sanitarias dictaminen "atendiendo al principio de prudencia".

Foto: KIKE TABERNER

Así pues, y ante esta situación de “grandes incertidumbres sobre la vacunación”, CSIF informa en un comunicado que solicitó este jueves a la Conselleria de Educación que, en coordinación con Sanidad, realice un seguimiento del personal vacunado "para detectar posibles efectos no deseados de la primera dosis de AstraZeneca" y que informe “lo antes posible” de cómo se va a retomar el proceso de vacunación. 

Un clima de incertidumbre que surge tras cierta polémica en el orden de vacunación. Cabe recordar que en la anterior estrategia del Ministerio de Sanidad figuraban colectivos esenciales como policías, bomberos y personal docente dentro del grupo 6, si bien con la ampliación de uso hasta los 65 años de AstraZeneca, varios gobiernos autonómicos decidieron priorizar a la parte del grupo 5C (60-69 años) correspondiente. No obstante, en la Comunitat Valenciana se apostó por concluir primero el grupo de los colectivos esenciales y no priorizar el criterio etario. Ahora, precisamente los menores de 60 años de estos colectivos son los que están en un limbo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email